Escala de cruceros en Cartagena
Escala de cruceros en Cartagena

Hostemur celebra el aumento de turistas, pero lamenta que es a costa de bajar precios y promociones de última hora

Región/Turismo/Agencias.

La presidenta de la Federación Regional de Empresarios de Hostelería y Turismo de la Región de Murcia (Hostemur), Soledad Díaz, ha explicado que la campaña de verano para el sector ha tenido “luces y sombras”, marcadas fundamentalmente por un aumento de turistas en toda la Región, pero a costa de una bajada de precios de entre el 15 y el 20 por ciento y debido a promociones de última hora.

En definitiva, ha reconocido que el verano “no ha sido bueno” y se ha caracterizado por una bajad del consumo, según ha hecho saber en una rueda de prensa ofrecida para hacer su habitual valoración de la campaña veraniega en 2013, una vez finalizados los meses de julio y agosto….

Soledad Díaz, presidenta de Hostemur
Soledad Díaz, presidenta de Hostemur

En concreto, ha celebrado que ha aumentado la llegada de turistas en algunos puntos de forma “bastante considerable” y, aunque en otros lugares esa afluencia ha sido “menor”, el turismo en la costa “ha aumentado en términos generales”.

Sin embargo, lamenta que en el verano han habido “sombras”, fundamentalmente porque para lograr ese aumento de turistas los empresarios del sector han tenido que “bajar de forma agresiva” los precios.

Además, los hosteleros han tenido que realizar campañas de promociones ‘flash’ que han representado entre el 20 y el 25 por ciento total de las ventas; y los clientes han esperado, una vez más, a las ofertas de última hora “casi a precio de saldo” para elegir destino.

Además, la campaña ha estado marcada por una moderación en el consumo de los turistas. La consecuencia de todo esto ha sido “una cuenta de resultados más mermada y que, unida al incremento de subidas en la factura de la electricidad, el agua y el gas, sitúa al sector en una situación preocupante”.

En este sentido, ha arremetido contra las administraciones, empezando por las municipales, a las que ha criticado por la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que ha tachado de “absolutamente inasumible” para las empresas del sector, por lo que ha pedido a los ayuntamientos que reconsidere la subida.

A todo esto, ha añadido la subida de los impuestos a las bebidas espirituosas, salvo el vino y la cerveza, así como la subida del IVA se combina con una caída de los precios, por lo que finalmente es el empresario “el que asume las pérdidas”.

Por ello, ha mostrado su deseo de que el sector sea “una prioridad” para las administraciones. En concreto, ha exigido una promoción “adecuada y perfectamente dirigida a los países en los que la Región de Murcia pueda tener buena acogida, donde sabemos que nos quieren”. Todo ello, añade, sin olvidar la obligación de promocionar el turismo murciano “en los mercados nuevos”.

NECESIDAD INFRAESTRUCTURAS

La presidenta de la patronal hostelera ha reivindicado también la culminación de infraestructuras. En primer lugar, ha subrayado la necesidad de un aeropuerto internacional, fundamental para que cualquier destino “se desarrolle”.

A su juicio, se trata de una infraestructura “vital” para la Región en el actual contexto. El aeropuerto de San Javier, justifica, ha perdido pasajeros porque “no es el aeropuerto de referencia” para la Comunidad Autónoma, porque está muy lejano para los viajeros de Mazarrón, de Caravaca de la Cruz o de Murcia, “que se dirigen directamente a Alicante o, incluso, a Valencia”.

En el ámbito de infraestructuras ferroviarias, ha reclamado la llegada del AVE, y ha llamado la atención sobre el hecho de que todavía no se hayan promovido los trámites en los terrenos del municipio de Murcia por donde debe de llegar la alta velocidad.

OCUPACIÓN HOTELERA

En lo que respecta a la ocupación hotelera, Díaz subraya que en Murcia capital se cerró el mes de julio con una ocupación en torno al 40 por ciento, pero esa cifra bajó en agosto al 32 por ciento. Recuerda que hay establecimientos hosteleros que en estos meses optan por el cierre y, los que permanecen abiertos, observan un lógico descenso en su facturación.

En Águilas, la ocupación en el mes de julio rondó el 81 por ciento y el mes de agosto se cerró con un 92 por ciento, una ligera bajada respecto al año anterior que se ha hecho en cambio más acusada en los servicios de cafetería y restaurante.

Respecto a hostelería, añade que se ha notado descenso en el consumo y, en esta zona de la Región, los establecimientos han notado un incremento de la opción más económica del ‘tapeo’, aunque en agosto ha habido un repunte en restaurantes.

El municipio de Lorca, por su parte, ha estado “muy flojo en hostelería”, y la mayoría de establecimientos ha aprovechado las bajas ventas de agosto para cerrar y el consumo ha descendido notablemente, según datos de Hostelor, la patronal de la zona.

En cuanto a hoteles, la ocupación en julio en Lorca apenas llegó al 45 por ciento, pero en agosto se ha recuperado la cifra, llegando al 70 por ciento debido a la política agresiva de precios, “con los problemas de rentabilidad que eso conlleva”.

El municipio vecino de Puerto Lumbreras registró unas cifras similares a las de Murcia capital, entre un 35 por ciento y un 40 por ciento de ocupación en julio y agosto, respectivamente. Por lo que respecta a la costa, los del Mar Menor terminaron julio con una ocupación media del 70 por ciento, que se fue hasta el 80 por ciento en agosto.

Cartagena, por su parte, registró entre un 41 y un 45 por ciento de ocupación hotelera; y ha tenido mucha importancia y repercusión el consumo en hostelería gracias a la llegada de cruceros.

En el apartado de turismo rural, los establecimientos informan de que en julio se registró un 15 por ciento y en agosto, en que se aplicó una bajada de precios del 10 por ciento, el porcentaje de ocupación alcanzó el 40 por ciento. No obstante, lamenta que algunas zonas como Valle de Ricote registraron unas cifras “muy bajas”

Finalmente, en la Costa Cálida, y de acuerdo con la información recibida de la Asociación de Empresarios de Hoteles y Alojamientos Turísticos -apartamentos y camping- de la Costa Cálida (HOSTETUR), integrada en la federación, se observa una ocupación en hoteles mejor que el año pasado (en torno al 86%); una ocupación en apartamentos mejor que la campaña pasada también (86%); y una ocupación en camping peor que el año pasado (34%).

En lo que respecta al turismo de salud, Díaz ha recordado que se trata de un segmento que históricamente “suele tener buenas ocupaciones”, porque tiene un cliente “muy fiel” que este año ha llenado entre el 90 y el 95 por ciento de las habitaciones, lo que ha permitido no bajar tanto los precios.

Con respecto al año pasado, Díaz ha subrayado que en algunos puntos como Águilas se ha registrado un aumento de ocupación del 11 por ciento; del seis por ciento en el Mar Menor; y del 5 por ciento en La Manga; del 6 por ciento en Mazarrón; mientras que en Lorca y Puerto Lumbreras ha bajado “de forma importante”.

Los empresarios de hostelería y turismo insisten en que la ocupación “aumenta sacrificando la rentabilidad, asumiendo gasto y haciendo ofertas agresivas”.

En cuanto al sector hostelero, Díaz comentó que se observa un cambio en la actitud del cliente, que sigue acudiendo a los establecimientos, pero “ha reducido considerablemente el consumo”. “Es decir, el bar y la cafetería goza de cuotas de consumo más o menos aceptables, pero el restaurante es el más perjudicado por la moderación del cliente”, matizó.

Al ser preguntada por sus expectativas de cara al año que viene, Díaz ha remarcado que no quiere que la llamen “agorera” y quiere pensar que va a ir “mucho mejor”. Para ello, ha instado a “buscar el perfil de cliente al que le gusta la Región” y hacer un esfuerzo “para captarlo”.

Con todo, prevé que el otoño sea “triste” porque el verano “no ha sido bueno y no se ha podido hacer ahorro”, pero añade que “todavía no hay previsión de cierre de nuevos establecimientos hoteleros”.

Fuente: europapress

Anuncios