virtualworld

¿La suma de dos o más infinitésimos es un infinitésimo?

JJuan Sánchez/Cuarta Columna. /VMPress.

Talvez la única manera de acabar con este desmadre político sea cortar la teta donde liban sus señorías. Fiscalizar su manantial de leche y miel dejando seca la operatividad del capricho y la necedad. Esta idea zurre con fuerza entre la ciudadanía. Surgen movimientos que hacen bandera en ello y promueven la insumisión fiscal total, como medida de purga contra esa ralea de ineptos que derrochan los posibles y las posibilidades en fatuos alardes de ineficacia aderezada con una peligrosa y suicida incompetencia, salpimentada de esa vergonzante corrupción institucional. No parece algo imposible un ‘recorte’ de las ubres públicas, más entiendo que solo sería un hachazo infinitesimal al montante vampirizado por los diferentes ‘viales’ de este tragaldabas estatal…

Pagamos impuestos hasta por respirar. El ‘sistema’ se nutre, se atiborra de nuestro trabajo a cada paso que damos, en cada momento del día. Pagamos por soñar, por dormir, por leer, por culturizarnos, por ‘azopencarnos’, por viajar, por estarnos quietecicos en casa, pagamos. Pagamos por enfermar y viceversa, por estar sanos, por envejecer, por rejuvenecer, pagamos. Pagamos por hacer el amor, por hacer la guerra (a veces son lo mismo), por casarnos, por cansarnos de estar casados, por hacer hijos, por tener abuelos en casa, o todo lo contrario, pagamos. Pagamos por comer, por pasar hambre, por mear y lo complementario, pagamos. Entonces, ¿de qué narices serviría dejar de pagar impuestos de renta, si ya sangran diariamente nuestros bolsillos y hasta los calzoncillos? No nos veo, acostumbrados al buen momento, a estar muy  bien cuando se puede y cuando no se debe, no nos veo dejando de consumir, o comprando lo imprescindible para boicotear esta lacra política. Y mantenernos firmes en el ‘recorte’ de consumo hasta que reviente el sistema y huyan escaldados. Que no, que no tenemos la suficiente ‘convicción’ como para quitarles la teta de la boca a esos impresentables, logrando que mueran de inanición chupóptera y hayan de emigrar hacia otros lares aún por escarmentar. ¿Insumisión fiscal? Mientras sigamos vivos, es una relativa gilipollez. Un golpe mediático que no les invita al cambio sino a una mayor represión o marginalización social. Y que no nos veo, vamos.

De infinitos e infinitésimos va la cosa. En cálculo matemático se entienden cual ecuaciones sin concreción, a priori. Problemas y paradojas existenciales que cabalgan en sentidos contrarios y opuestos, derivando las unas hacia la inmensidad absoluta: infinitos, y las otras: infinitésimos, hacia la desaparición o el ninguneo más austero, hasta su desprecio presencial dado el escaso compromiso específico de sus ‘cojones’ contra el lastre ‘cuántico’ del problema. Creo que me estoy liando un poquillo. Se me ha ido el santo al infinito pensando en los egos e intereses de nuestros gobernantes, a la par que entrelazo la ‘plebe financiadora’  y su impresencia en las decisorias risotadas de la actual política. Una ecuación de solución imposible incluso para los cerebros más preclaros. No en vano llevamos demasiados golpetazos asumidos aún por compensar con políticas reponedoras de orden y paz social. Y la ecuación lógica parece no ser tan lógica como tratan de vendernos. Digo vender por que no dejamos de pagar por soluciones milagrosas, ¿timos quizás?, que resultan nulas de eficacia, al menos en la calle y los hogares de esta nación. Otra ecuación menos lógica es la que resuelve el problema de la banca, sin ir más lejos, a costa de reducir a números rojos la solución general. O exponenciar los bolsillos de los más ricos a costa de reducir al peso específico de la mierda a nuestros currantes; incluida la práctica totalidad de una generación de jóvenes altamente preparados como para terminar siendo un infinitésimo residual de incógnitas vergonzosas, o de infinitos chulescos y politizados…

¿La solución? ¿Hacer de nuestra capa un sayo? ¿Caparlos en vivo y en directo en el youtube? ¿Pegarles fuego la noche de san Juan? ¿Embrearlos y emplumarlos?… no sé lector, estoy, estamos abiertos a sugerencias… ¡mójate, opina y danos tu solución!

Anuncios