Captura-de-pantalla-2013-03-26-a-las-15.46.47

“Se declara la nulidad del procedimiento porque la vivienda es un derecho fundamental”

 Nacional/Social/PAH-Oficial

La Ley 1/2013 de 14 de mayo del Partido Popular dictada supuestamente para reforzar la protección a los deudores hipotecarios fija el plazo de un mes para que las personas afectadas por la hipoteca con procedimiento judicial iniciado en el que no se haya producido el lanzamiento puedan alegar cláusulas abusivas ante los tribunales. Con ese plazo perentorio que finaliza el próximo 17 de junio se produce además de la violación del derecho a la tutela judicial efectiva una nueva vulneración de los derechos humanos…

La Ley 1/2013 aprobada por el gobierno desoye el contenido de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictada en el caso Aziz áun sabiendo que la misma es de obligado cumplimiento para el estado español y para todos los operadores jurídicos. El PP sigue ignorando las demandas de mínimos de la PAH contenidas en la ILP y las órdenes recibidas de Europa en la sentencia Aziz y ha dictado esta ley siguiendo los mandatos de la banca. A pesar de su ignonimia, tenemos una buena noticia: uno de los operadores jurídicos, el Juzgado de Primera Instancia número 50 de los de Barcelona ha dictado un Auto por el que decreta la improcedencia de una demanda de ejecución hipotecaria presentada por Catalunya Banc y declara la nulidad sobrevenida de dicho proceso y su archivo.

Este Auto, pionero en Barcelona, fundamenta sus argumentaciones en una idea: la vivienda es un derecho fundamental. El juzgador decreta que los jueces nacionales están vinculados por la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y en base a ésta aprecia la nulidad sobrevenida del procedimiento, ya que el contrato de préstamo hipotecario contiene cláusulas abusivas. Apela, pues, a la innegable aplicación tanto de la normativa española como de la europea.

En el préstamo hipotecario ejecutado en este procedimiento se incluía una cláusula de vencimiento anticipado por la que se podía dar por vencido el préstamo por el impago de una sola cuota. El juez considera que la sola existencia de esta cláusula es el primer argumento para declarar improcedente la ejecución y su archivo por nulidad sobrevenida y ello porque así lo estableció la STJUE de 14 de mayo y así lo establece el artículo 693 incluido en la nueva Ley 1/2013.

El Magistrado Sergio Fernández Iglesias, en base a las STJUE 14.06.12, 21.02.13 y la del caso Aziz 14.03.13, señala en este auto que en el mismo préstamo podrían tener carácter abusivo al menos otras cláusulas: las relativas al interés de demora, la liquidación unilateral del deuda y la cláusula suelo.

Establece también el Auto que siguiendo la jurisprudencia del Tribunal de Luxemburgo el juez nacional debe compensar el desequilibrio que se produce entre las partes que intervienen en el contrato de préstamo hipotecario -el profesional (Banco) y el consumidor- cuando no concurra un verdadero acuerdo entre ellos; arguye que los contratos hipotecarios son de adhesión y las referidas cláusulas abusivas no se han negociado individualmente. Así, para determinar si el desequilibrio se produce, el juez deberá valorar si el consumidor aceptaría una cláusulas de este tipo en el marco de una negociación individual.

El Magistrado deriva al consumidor afectado a que inste la correspondiente demanda en el juzgado de lo mercantil para pedir la nulidad de las cláusulas abusivas y en su parte dispositiva declara la nulidad sobrevenida del procedimiento hipotecario y el archivo del mismo.
Se ha abierto la veda. Esperemos que mientras el gobierno hace oídos sordos a nuestra demandas los jueces sigan avanzando y dando un paso más.

¡¡Sí, se puede!!

Descarga el auto

Anuncios